12 de diciembre de 2006

Adiós, Pinochet. Hasta nunca.

Siendo optimista, reconozco que me gustaría mucho que cuando mi hija vaya al colegio, haga sus deberes de historia, y me pregunte qué es una dictadura, yo le tenga que responder el pasado. Que eso, Alicia, era una cosa que había antes, pero que ya no hay. Me gustaría que sólo pensase en Pinochet como algo de un pasado cada vez más remoto, más superado y más imposible de resurgir.

Pero no me lo creo.

Siendo realista, esperaré a ver si en el funeral de Fidel Castro se sigue hablando de "lider de la Revolución" o "el Comandante", evitando cuidadosamente palabras como "tirano" o "dictador". Siendo realista, empezaré a creerlo cuando ningún tiranuelo del mundo árabe sea alabado u odiado según sea amigo o no de Occidente.

¿Llegará el día en que no tengamos que tolerar la dictadura de un fantoche como Kim Sun-Il sólo porque tenga armas nucleares? ¿Se fijarán alguna vez los políticos en el historial delictivo de Teodoro Obiang, en vez de deslumbrarse por sus bolsillos repletos de petrodólares? ¿Reconoceremos alguna vez como un caudillo vociferante incluso a los caudillos que vociferan contra quienes nos caen mal?

Soy pesimista. Llevamos demasiado tiempo dividiendo a los "hijos de puta" en "nuestros" o no como para que los regímenes dictatoriales pasen definitivamente al desván en el que la Historia guarda sus pesadillas. Mientras se estén comiendo a los caníbales, no nos importará que lo que coman sea carne humana.

2 comentarios:

  1. Anónimo13:40

    Ten en cuenta Yamato que quizás haya pueblos que solo sepan vivir así, reprimidos.

    Una verdadera putada lo del tema de las dictaduras, sí, pero... piensa, ¿Qué será de Cuba cuando Fidel muera?

    ResponderEliminar
  2. Eso de que haya pueblos que solo sepan vivir asi, "reprimidos"..., joder es muy fuerte. Eso es como la justificacion de que los negros prefieren vivir en la selva. Me parece excesivo, incluso brutal. La frase contiene un sustrato terrorifico, el mismo que justifica a estos dictadores, por cierto (No pueden vivir sin mi).

    A mi parecer, la frase "Llevamos demasiado tiempo dividiendo a los "hijos de puta" en "nuestros" o no..." es la clave esencial del problema. No es posible que hagamos nuestros a unos dictadores por el trasfondo ideologico que se le "supone" (Pinochet para la Derecha, Fidel para la izquierda, Chavez -el golpista- para la derecha, Chavez -el revolucionario "democrata"- para la izquierda y asi sucesivamente...).

    En realidad deberiamos tener clara una cosa: en el mundo hemos de saber que existen paises democraticos y otros que no lo son, y los que no lo son, nos guste o no, hemos de censurarlos sin paliativos. Eso evidentemente si estamos convencidos de la validez de la Democracia como sistema mas correcto.

    ResponderEliminar