10 de febrero de 2006

Fortaleza Digital


El caso de Dan Brown es paradójico. Para cualquiera con un mínimo de sensibilidad literaria, se trata de un escritor malo de solemnidad, que emplea los recursos de la novela de intriga -los pocos que cree saber emplear- con una torpeza inusitada. Con sus obras hasta ahora publicadas se las ha apañado para provocar el rechazo, la indignación y hasta el pitorreo de historiadores y estudiosos del arte -como con "El Código Da Vinci"-, geólogos y paleontólogos -con "La conspiración"- y, en fin, cualquier otro sector del conocimiento en que haya tenido la ocurrencia de basar su argumento.

Sin embargo, para los editores Dan Brown es sinónimo de superventas, y dado que su negocio consiste en vender libros, no vacilan en publicar cualquier cosa que lleve su firma. Incluyendo en ese "cualquier cosa" algo tan difícil de calificar como "Fortaleza Digital".

En principio, podríamos decir que "Fortaleza Digital" no es una novela de Dan Brown. Es la novela de Dan Brown. Quiero decir que cualquier lector que haya sufrido las restantes obras del autor encontrará en "Fortaleza Digital" exactamente lo mismo. Y no me refiero a que sus personajes sean tan estereotipados como siempre, sus situaciones igual de forzadas, o sus tramas lo mismo de previsibles, no. Quiero decir que son exactamente los mismos que en las anteriores novelas.

De modo que si usted ha leído ya algo de Dan Brown sabrá sin necesidad de abrir el libro, por ejemplo, cómo son los personajes. Exacto: los buenos son un hombre y una mujer jóvenes, altos, guapos e inteligentísimos. Los malos se dividen, como no podía ser menos, en un casi anciano jefe, que asume un papel aparentemente protector hacia la chica pero que resulta ser un malvado de tomo y lomo -aunque por una buena causa, eso sí- y un asesino sin escrúpulos que, para no variar, sufre una tara física (en este caso es sordo). Y a su alrededor, como también es costumbre de la casa, pululan una serie de personajes para los que Brown no parece decidirse a otorgarles un papel protagonista o secundario, pero que también responden fielmente a los tópicos más tontos que podamos imaginar: el "gurú" informático, devorador compulsivo de pizzas e incapaz de someterse a disciplina alguna; la jefe de seguridad, de constancia implacable e instinto infalible; el asistente del Director de la NSA, indeciso y timorato... Da la impresión de que Dan Brown tuviese acceso a la papelera a donde van a parar los personajes que, por tópicos, planos o absurdos, no quieren emplear los novelistas de verdad.

Pero el hecho de que los personajes sean tópicos y sencillotes no quiere decir que Brown sea capaz de manejarlos con habilidad. Más bien todo lo contrario. Para mostrarnos cómo es la protagonista, Susan Fletcher, Brown hace que un guardia de seguridad, contemplando sus piernas, murmure para sí

"Es difícil creer que tengan encima un coeficiente intelectual de 170".


La frase, a primera vista, parece sugerirnos tan sólo que Susan es guapa y es inteligente, cualidades que por lo visto a Brown le parecen raramente compatibles. Pero basta avanzar un poquito en el libro para darnos cuenta de la profunda verdad que encierran esas palabras: en efecto, el comportamiento de Susan hace difícil de imaginar que tenga un CI de 170, o de 17, y a veces no parece ni llegar a 1,7. A lo largo del libro, la extraordinaria criptóloga de la NSA que pretende vendernos la novela se nos revela como una pobre tonta incapaz de darse cuenta de una trama que el lector va adivinando sin ningún esfuerzo. Eso sí, la chica muestra una gran capacidad de asombro, repitiéndose a sí misma tres veces las cosas para recalcarnos lo sorprendentes que resultan esos giros argumentales que vemos venir desde hace ocho capítulos. Y si como detective no es gran cosa, como criptóloga tampoco crean que es nada del otro mundo: las últimas páginas son un suplicio para el lector, que ve cómo transcurren los párrafos sin que la experta en claves sea capaz ni siquiera de reconocer las que cualquiera ha podido comprender y descifrar al primer vistazo.

En fin, que ni los personajes son creíbles -a no ser que supongamos que se habían dejado las neuronas en la tintorería esa mañana-, ni la trama es tampoco nada espectacular: lo único que la diferencia de otras novelas de intriga es que el "suspense" se consigue no a base de sorprender a los lectores, sino mediante el ingenioso método de tenerlos en vilo esperando a ver cuánto van a tardar los inteligentímos protagonistas en darse cuenta de las obviedades que se van sucediendo.

De todos modos, hasta ahora tampoco nosotros hemos aportado ninguna novedad. Lo mismo podría decirse de las restantes novelas de Brown publicadas hasta ahora en España. Lo que ocurre es que Brown consigue mantener el interés de sus incondicionales -que los tiene- con elementos que van mucho más allá de su tremenda torpeza literaria: lo atractivo de Brown, para sus lectores, está no en la trama de la novela, sino en su trasfondo.

¿Y cuál es en este caso el trasfondo? Pues en este caso podríamos hablar de tres factores: el reto intelectual de la criptología, los fascinantes desarrollos informáticos, y el recurso a los lugares exóticos.

Y, como suele suceder también con Brown, ninguno de los tres resiste el más mínimo análisis.

La parte criptológica es... bueno, digamos que no sólo daría risa a los criptólogos, sino que incluso resulta patética para cualquiera que haya resuelto una "sopa de letras" en la sala de espera del dentista. A lo largo de la novela, Brown nos muestra que ha oído alguna vez tres o cuatro palabras técnicas, pero al parecer no ha entendido lo que significan, y espera que sus lectores tampoco lo comprendan. Claro que también espera que no reconozcan las simplísimas claves que aparecen al final del libro, o que no admiren el portentoso ejercicio intelectual de las que califica por alguna parte como "algunas de las mejores mentes del planeta", que tardan como dos docenas de párrafos en calcular el número tres. Número que sirve para desactivar un terrible virus informático, y que cualquier lector con una cultura media es capaz de deducir a través de las detalladas instrucciones contenidas, pásmense, en el propio código del virus, pero que para las "supermentes" de la NSA resulta tan imposible de encontrar que al final tiene que ser una "genial" intuición de Susan la que dé con la clave.

Ah, y si considera usted que al decirle esto le he chafado el final del libro, piense que por lo menos le he ahorrado que se lo chafe el propio Dan Brown, porque el desenlace es como para echarse a llorar.

Si la criptología no es precisamente el punto fuerte de Dan Brown, la informática también parece ser un pozo de misterios para él. Para él o para nosotros, simples usuarios de un pequeño ordenador, que asistimos atónitos al espectáculo de un virus (o gusano, según lo califica Brown, aunque no parece ser ni una cosa ni otra) que va destruyendo poco a poco los filtros de seguridad de la base de datos de la NSA. Brown nos presenta una "representación virtual" del proceso, en la que las diferentes barreras van "disolviéndose" mientras avanzan las líneas de intrusión de los "hackers" ante la mirada impotente de los técnicos... a quienes no se les ocurre algo tan simple como desconectar el acceso a la red. Una primera medida que debería haber sido seguida por otra: no emplear el dichoso Windows. ¿O es que no se acuerdan de aquellos extraterrestres de "Independence Day", vencidos gracias a que sus ordenadores empleaban el sistema operativo de Microsoft y además tenían disketeras igualitas a las terrestres?

Pero para los lectores españoles todos esos -y muchos más- son detalles menores ante lo que constituye quizá el principal atractivo del libro: el exotismo de uno de los lugares donde se desarrolla la acción. O sea, Sevilla.

Dan Brown ha dicho en alguna entrevista que vivió en Sevilla una temporada, mientras estudiaba Historia del Arte. Bueno. Pero, la verdad, en vista de lo que escribe sobre Sevilla, o sobre manifestaciones artísticas como la Catedral y la Giralda, o miente como un bellaco o debió pasar aquellos meses encerrado en su cuarto y en un estado permanente de intoxicación etílica.

Para los lectores norteamericanos de Brown -alguno de los cuales ha llegado a decir que "el autor consigue transportarnos realmente a Sevilla", nada menos- supongo que la descripción de esa ciudad y ese país semisalvajes, subdesarrollados y extraños conseguirá desviar la atención de la torpeza de la trama. Pero no sé muy bien qué pasará con los lectores españoles. Algún artículo de prensa ya nos habló hace tiempo de su descripción de un ambulatorio público en el que se hacinaban pacientes desnudos, tumbados en simples jergones, mal atendidos o abandonados en un edificio destartalado, sucio y con olor a orina. De sus confusiones acerca de la policía española -la "Guardia", como él la denomina-, ineficaz, inepta y corrupta. Pero esas perlas -insisto, lean el artículo, que merece la pena- son sólo aperitivos comparados con alguno de los pasajes en los que Brown demuestra que su enciclopédico desconocimiento va mucho más allá de la criptografía, la informática, la geografía -¿sabían ustedes que para Dan Brown Sevilla se encuentra en Extremadura?- o incluso algo tan sencillo como cuántos dígitos tienen nuestros números de teléfono.

No, hay mucho más. Para este estudioso de la historia del arte, por ejemplo, las catedrales góticas tienen una sola puerta para que puedan servir de refugio ante el ataque de los moros. No aclara cuál de las siete magníficas portadas de la catedral de Sevilla es la que salva de su particular "quema", aunque ya sabemos que no es la que da al patio de los naranjos, puesto que ésta la sustituye por una puertecita hábilmente disimulada tras la sacristía.

Puertecita que permite al protagonista escapar cuando el asesino le localiza en misa. Porque le localiza, vaya que sí. Resulta que los españoles tenemos todos la costumbre de levantarnos a primera hora para ir a misa, todos vestidos de negro riguroso. Y claro, el americano, vestido de caqui, canta más que la traviata entre el gentío vestido de color hormiga. Y aun así hubiese podido escapar, arrodillado entre los fieles, si no fuera porque nada más comenzar la misa todos se levantaron a comulgar, cosa que al parecer hacemos los españoles al principio de la ceremonia.

En fin, supongo que con esta pequeña selección de perlas cultivadas se harán una idea de cómo es el libro. De modo que les ahorraré los sudores de los criptólogos intentando descifrar la extraña sucesión de letras sin sentido de un anillo (que resultan ser una frase en latín), o que la afición española a poner a las niñas el nombre de Rocío se debe a la pureza que se asocia a, ejem, el rocío -el que cae sobre las plantas-. No les mencionaré las divertidas meteduras de pata en la descripción del sofisticadísimo sistema informático de la NSA, que parece diseñado por un niño de tres años durante su siesta vespertina. Y ni siquiera les contaré cómo el fenomenal juego de palabras que Brown monta con la frasecita "without wax" se basa en una etimología clarmorosamente inexacta.

Me limitaré a decirles que, si de verdad buscan intriga y misterio, tiren ese libro a la basura y se compren otro. Porque misterio, lo que se dice misterio, sólo se contiene uno en el libro. Y es exclusivamente para los lectores masculinos, que gracias a Dan Brown sabemos por fin qué es lo que hay en los servicios de señoras. En todos los servicios de señoras de nuestro país.

Hay una taza de WC, un lavabo para las manos, y ¡un urinario de pie! Sí, exactamente lo mismo que en los de caballeros: los españoles somos así de brutos.

Y lo demostraremos haciendo de esta basura un nuevo best-seller. Y si no, al tiempo.

55 comentarios:

  1. Dan Brown no merece ni criticas, es tan malo que no merece ni el esfuerzo. Saludos Marbellís

    ResponderEliminar
  2. Dan Brown es mala, pero entretenido. Sim enbargo has olvidado decir que es su primera novela, aunque la última que llega a España. La fortaleza digital no es lo mismo que sus otras novelas, ni es una repitición de sus otras novelas, más bien el resto de noveles siguieron los esterotipos, y la estructura que desarrolló en Fortaleza Digital.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:42

    deberias cambiarle el nombre al blog y llamarle soy un resentido hijo de puta

    ResponderEliminar
  4. En un principio, la novela de Brown estaba dirigida al público norteamericano. Eso explica porque se utiliza esa idea exótica de España, un país desconocido para el lector que sirve para crear todo tipo de situaciones que el lector creería imposibles en el suyo.

    Este recurso ha sido utilizado miles de veces en literatura, cine y televisión. Sólo hay que ver las películas "de chinos", los capítulos de series americanas en que aperece París o Londres (parece ser que Europa sólo son dos países) o los millares de novelas que transcurren, total o parcialmente, en países africanos (como El Ocho, de Katherine Neville).

    ResponderEliminar
  5. Anónimo14:18

    Esto ha pasado muchas veces. Me viene a la memoria la novela de Tom Clancy (otro "pobre" escritor norteamericano) llamada Balance Of Power. Dejaba a España a la altura de las regiones rurales mexicanas.

    Al menos a Brown le han dejado su novela intocada. A Tom Clancy el editor español mutiló y modificó sin rencor Balance Of Power.

    ResponderEliminar
  6. Tras leer esto se me han quitado las pocas ganas que tenía de leer un libro de este señor, no porque nos compare con Sudán, sino por los otros errores garrafales que describes.

    Estoy leyendo "No remorse/Sin remordimientos" de Tom Clancy, y aunque no sea una joya de la literatura ni sea de una espectacular calidad narrativa, entretiene y tiene multitud de detalles de disciplinas que a muchísima gente se le escapan: balística, armas, técnica, automóviles, policias, política, clima, religión...

    ResponderEliminar
  7. Anónimo21:34

    Sobre la frase del guardia que hace referencia al coeficiente de la chica:

    Es difícil creer que tengan encima un coeficiente intelectual de 170

    Tú comentas:
    cualidades que por lo visto a Brown le parecen raramente compatibles


    Verás, es básico entender que las ideas que pueda tener un personaje en un libro no implican que el autor piense lo mismo.
    Se llama caracterización.

    ResponderEliminar
  8. A pesar de lo mala que es la novela, la copras, la lees y te tomas no se cuento tiempo para comentarla.
    Me gustaria saber que es peor. Si escribir una novela mala o escribir criticas malas?

    Por cierto gracias por comprar mi libro.

    ResponderEliminar
  9. Para Jcouto: Sí, tienes razón, se me había pasado comentarlo. De hecho, "Fortaleza Digital" fue escrita a principios de los años 90, y ha sido rescatada del ostracismo editorial sólo por el éxito de "El Código Da Vinci".


    Para el primer anónimo: Tomo nota de tu amable sugerencia, pero no creo que quedase bien como título eso de "eres un resentido..." Poco eufónico, la verdad.


    Para el último anónimo: sí, la caracterización funciona así, y sirve, evidentemente, para hacernos una idea del carácter de los personajes. De modo que, tal y como lo interpretas, el recurso serviría para que nos fuéramos haciendo una idea del carácter del guardia de seguridad.

    Pero no es así, sencillamente porque el guardia de seguridad no es un "personaje", es decir, no vuelve a aparecer en la trama. No desempeña más papel que el de servir de recurso para la caracterización de Susan, al describírsela al lector. De modo que su comentario no pretende retratar el carácter del guardia de seguridad, sino que nos hagamos una idea de cómo es Susan. Dicho de otro modo: el pasaje no pretende decirnos algo así como que "el segurata este es el típico machista que no cree que una mujer pueda ser guapa e inteligente al mismo tiempo"; el pasaje sirve para que el novelista nos diga a nosotros que "a pesar de ser muy atractiva, Susan es también tremendamente inteligente".

    ResponderEliminar
  10. En cuanto a los comentarios de Javi, Josep Tarrés y el segundo anónimo... Bueno, creo que todos deberíamos tener claro que se trata de una novela, y enfocarla como tal. A un novelista se le pueden "perdonar" inexactitudes, errores y omisiones, entre otras cosas porque una novela es por definición un relato imaginario, irreal y que por tanto no tiene por qué corresponderse exactamente con la realidad.

    El problema es que el de Brown es un caso peculiar. Su éxito no deriva tanto de su calidad como novelista -que leído lo leído, no es que sea dudosa, sino lisa y llanamente inexistente- sino por ese trasfondo que emplea en sus novelas y que nos ha presentado como datos reales. En "El Código Da Vinci" dice expresamente que los lugares, monumentos, obras de arte o documentos que describe sí que son reales. Y el éxito del "Código" no se debe a una trama más gastada que los chistes de Jaimito, sino a que muchísimos lectores se han sentido atrapados por ese trasfondo "real". De sus restantes novelas se puede decir más o menos lo mismo: aunque no tengan esa advertencia al principio del libro, Brown se ha hartado de presumir en las entrevistas que ha concedido de su minuciosa documentación, sus conocimientos de historia del arte o, como en este caso, su estancia en Sevilla.

    Y resulta que comete errores que avergonzarían a cualquiera que conozca siquiera superficialmente los lugares que describe, las materias de las que trata o ese "trasfondo real".

    Mi crítica no se dirige a sus cualidades como novelista -que ya digo que son nulas-, sino a ese "más allá", a ese trasfondo que por lo visto constituye también su principal atractivo, y cuya calidad es también nula. De hecho, por eso mismo no creo que se pueda comparar ni remotamente con Tom Clancy: Clancy también comete errores geográficos y su visión del mundo exterior a los EE.UU. es una mera caricatura, pero aparte de ser mucho mejor como novelista (dejando de lado que nos guste más o menos su orientación ideológica), lo cierto es que ese trasfondo sí que está bien documentado. Como me dijeron una vez, Clancy "ha leído muchos papeles que teóricamente no debería haber visto". Brown intenta aparentar lo mismo, con la diferencia de que sus fuentes de documentación o son erróneas, o son falsas, o directamente se las inventa.

    De modo que quien de verdad quiera saber algo sobre la NSA, o sobre criptografía, o sobre Leonardo, los illuminati, la investigación en exobiología y todas esas materias que trata Brown en sus novelas, lo que debe hacer es documentarse bien en lugar de comprarse una novela que como mucho serviría para calzar una mesa coja. Y si tiene curiosidad -y esto va por el "Dan Brown" del último comentario-, que haga como yo y lea los libros en una biblioteca. El dinero que cuesta comprarlos está mucho mejor empleado en cualquier otra cosa ;-)

    ResponderEliminar
  11. Felicidades por la crítica, Yam. Menudo estómago... No lo he intentado, pero no sé si podría tragarme entero algo escrito por Brown. Aproveché para hojearlo una vez que tuve a mano "El código" y con eso me llegó para juzgar suficientemente lo malísimo que es.

    ResponderEliminar
  12. Protágoras17:11

    A mi me a pasado algo realmente paranomal cuando he leido "El código Da Vinci". Algo que jamás me había ocurrido y a lo que no encuentro explicación.
    Se lo cuento:
    A pesar de ser un libro bastante largo me lo ventilé en escasos tres días. Pero digo mal, no me lo ventilé, porque un mes después durante una conversación intenté recordar el final y no pude. Y no pude porque sencillamente no lo había leído. Cuando concluí el penúltimo capítulo inconscientemente mi cerebro dió por terminada la tort.. lectura, y quedé convencido de que lo había terminado de leer. Jamás me había pasado algo así con ningún libro. ¿A que podrá deberse? ;o)

    ResponderEliminar
  13. Hola Yamto. Quiero en primer lugar agradecerte tu interesante critica.
    Y solo puntualizar que he echado un poco en falta un mayor desarrollo de algunas ideas. Por poner un ejemplo, hemos de creer en tu argumento de autoridad cuando dices "...ni siquiera les contaré cómo el fenomenal juego de palabras que Brown monta con la frasecita "without wax" se basa en una etimología clarmorosamente inexacta" ¿Te das cuenta que cuando haces esto no das mas fuerza a tu critica? Eso no es un argumento, no aporta nada. Es como si yo digo "Y ni me voy a parar a demostrarte que el libro es maravilloso".
    Pero he disfrutado de tu exposición.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  14. No será que los españalos somos en parte así?
    Desde aquí criticamos mucho a los americanos y los llenamos de tópicos, al igual que a los franceses, alemanes, chinos, etc... Pero como en una novela o película no oigamos lo que nos gusta no nos gusta nada y le criticamos.

    En fin siempre hemos sido así.

    ResponderEliminar
  15. Rada®0:32

    Acabo de terminar de leerme el libro y si os fijaís la página siguiente al epílogo contiene un código, (bien puede ser el código de barras a algún tipo de mensaje cifrado, jajaja). Ante mi ignorancia al respecto me he puesto a buscar en Internet y me he topado con este blog y la desproporcionada opinión de Yamato.
    Estoy de acuerdo en que no enfoca correctamente algunas descripciones de Sevilla (Centro de Salud, entre otras cosas) pero otras cosas no las describe tan mal(guardia civil), también es cierto que podría haber potenciado otras partes de la ciudad (mucho más atractivas) y no centrarse tanto en aspectos como prostitución y drogas; sin embargo, esto se trata de una novela y sinceramente creo que cumple con su misión: entretener.

    Por otra parte Yamato exagera y radicaliza ciertos fragmentos del texto, que no hay que dar mayor importancia, ya que son tópicos. Todo el mundo sabe que hay mujeres listísimas con un físico incríble; sin embargo, la tradición parece hacer incompatibles estos dos adjetivos. No creo que sea motivo para juzgar al autor de libro de nada.

    También me ha dado la sensación de que Yamato no se ha leído el libro con el interes adecuado. La razón por la cuál no desconectan Transltr es clara y además te lo indica el texto: existen más de 4000 conexiones a ese ordenador continuamente. En caso de desconexión, dejaría de proporcionar el servicio necesario, poniendo el peligro misiones especiales del FBI, CIA y demás organismos de EEUU.

    A mí personalmente me ha encantado el libro.

    No espero que un libro me aporte las claves de la vida, sino que me haga pasar un buen rato y sin duda La fortaleza digital lo ha conseguido.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Anónimo16:32

    Muy buena la crítica, Yamato. No la he leído entera para que no me “reviente” el apasionante final (ánimo ya sólo quedan 50 páginas, lo del Tractatus fue peor) pero me hago una idea de lo que me queda por leer.

    Se te ha olvidado comentar que según este estudioso del Arte la catedral es del siglo XI (anterior a la mezquita). Los exámenes de cuando este tipo estudió en la Universidad de Sevilla deben ser una joya, ¡¡si alguien conoce los que fueron sus profesores, que por favor los anime a publicar el material!! ríete tú de la antología del disparate.

    Por cierto, leyendo el comentario de (presuntamente) Dan Brown, quisiera decirle que su libro me lo he bajado del emule y en vista de su chulería voy a imprimir unas cuantas copias en papel (ventajas de tener acceso a toner gratis) y los voy a repartir en la facultad para que la gente pueda criticarlo a gusto sin gastarse 18 Lauros.

    ResponderEliminar
  17. ¡Uf! Se me acumulan los deberes ;-)


    Para Vincenzo:

    Lo de "without wax" consiste en que David, el novio de la criptógrafa, cada vez que le escribe, termina sus cartas con la enigmática frase "without wax". La pobre está cabreadísima porque a pesar de sus portentosas dotes para la criptografía, se le escapa el juego de palabras.

    Porque es eso, un juego de palabras. El propio Brown lo explica diciendo que durante el Renacimiento, los escultores españoles que se pasaban con el cincel rellenaban los huecos con cera, de modo que cuando una estatua no presentaba ningún parche se decía que era "sin cera". De ahí se derivaría la palabra "sincera".

    Ciertamente, la historia es muy bonita, y no la ha inventado Dan Brown. Pero es falsa. Como diría Cicerón, sin ir más lejos, " Magnum opus est, mirabilia multa, nihil simplex, nihil sincerum". ;-)


    Bacua y Rada hablan de los tópicos... ciertamente todos caemos en ellos en mayor o menor medida. Pero espero que no lleguemos al extremo al que ha llegado Dan Brown, un tipo que encima asegura que se pasó un año estudiando historia del arte en Sevilla. Al leer su libro uno duda que realmente haya estado alguna vez en Sevilla (bueno, y ya puestos, que estudiase historia del arte, en Sevilla o en cualquier otro sitio). La diferencia entre un buen y un mal escritor se encuentra también en la calidad del trasfondo literario: un buen novelista juega con la realidad, no la tergiversa. Lo que hace Dan Brown es, sencillamente, tomarle el pelo al lector.

    En cuanto a lo de desenchufar o no la conexión a Transltr (en realidad, al banco de datos de la NSA), ese es en en efecto el motivo que da Dan Brown, y sería creíble si no fuera porque los técnicos aseguran que la pérdida de los "escudos" sería tan catastrófica que consideraban preferible apagar el equipo, aunque se perdieran esas conexiones tan importantes (capítulo 110). Y el "suspense" se incrementa porque por lo visto el cacharro necesita media hora para apagarse. Y pasa los minutos mientras intentan calcular el numerito de marras que desactivará al virus, todos están aterrorizados ante la perspectiva de que los archivos sean vulnerables "a cualquier estudiante de bachillerato", se lamentan de que ya no queda tiempo para apagar el ordenador... y a nadie se le ocurre tirar el cable y sacrificar esas conexiones que sí, eran muy importantes, pero que unas páginas atrás eran sacrificables. En fin...

    Y, por cierto, no es conveniente buscar las claves de la vida en un libro. Pero para pasar el rato yo prefiero la literatura de verdad, no esto.


    Y en cuanto al último anónimo... Creo que alguien intentó ya encontrar a los profesores de Dan Brown en Sevilla, pero no pudo encontrar su nombre en los registros de ninguna facultad. Cosa nada sorprendente, ¿verdad? :-)

    ResponderEliminar
  18. CURSO INTERDISCIPLINAR YO ME LO GUISO YO ME LO COMO
    La ciencia como a mi me gusta y conviene. CIENCIA Y PEDOCIENCIA
    Con la filosofía de que el verdadero conocimiento no nos interesa, y que cualquier medio o recurso es utilizable para machacar a los que no abrazan nuestra verdad, ponemos en marcha una nueva edición de nuestro curso interdisciplinar Yo me lo guiso, Yo me lo como, CIENCIA Y PEDOCIENCIA, donde estaremos todos...sigue en http://mentecatosdelaciencia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  19. Evidentemente acabaremos dandole la razon a Dan Bronw. Y lo haremos porque aunque parezca lo contrario, aun prevalece la idea de que "lo de fuera es güeno". Y no deja de ser una contradicion como los avidos lectores de ponzoñas como las que nos sirve el Sr. Bronw, primero se manifiestan contra el yanki malo y despues tragan sin ningun tipo de contemplaciones toneladas de basura en forma de novela tal que la que nos lleva en este blog. ¿Ni siquiera nos queda ya algo del "orgullo torero" que nos haga reaccionar ante la denigrante descripcion que hace de nuestro pais? ¡Ay! si el objeto de sus desentonos hubiese sido los EEUU. Este no vende ni un libro...

    Pero enfin, es que "semos asi".

    Por cierto, que es muy comica la opinion de alguien por ahi arriba que comentaba con asombro como el autor perdia el tiempo y el dinero leyendo lo que luego criticaba... muy sintomatico del caracter nacional. Pues pienso yo QUE HABRA QUE LEER PARA DESPUES PODER CRITICAR CON CRITERIO ¿NO?... pues no... en España CRITICAMOS sin conocimiento y despues,... despues ya veremos...

    Saludos!

    Cygnus.

    ResponderEliminar
  20. Danilo De Franco18:13

    No puedo opinar . Necesito leerlo en formato digital. Donde puedo obtenerol Danilo De Franco. san José , Costa Rica gracias
    dadefranco@gmail.com

    ResponderEliminar
  21. ElNath23:25

    Yo tengo suficiente con lo dicho en la entrada para calificar el libro como basura.Y no es que sea más listo que Cygnus.Tenemos los antecedentes,y tenemos la descripción parcial y fiable del autor.Para gastar dinero en un libro,mejor pensad en "Historia de un átomo" de Krauss por ejemplo.A no ser queráis tirar el dinero y el tiempo para comprobar lo que ya se puede saber...
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. A mí todavía me sorprende que la sala de criptografía esté a oscuras y sin electricidad, pero con una supercomputadora fundiéndose en un mar de silicio venenoso que unos capítulos antes era de titanio, y la fiel computadora, fundida, sigue trabajando para que un virus con cronómetro pueda recibir la clave para su desactivación: 3. Sí, señor, un trabajo digno de un genio. Una mente inferior sería incapaz de semejante tontería.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo19:51

    Muchas gracias por la crítica, muy graciosa. El único que he leido de este autor es el Código DaVinci y me parece malísima. No entiendo la razón del éxito de esta novela, tiene todos los defectos que citas, uno por uno. Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo20:42

    Y lo del policia de sevilla con dientes amarillos, no os atreveis ni a comentarlo. ¿Porqué no? Porque no sólo los guardias tienen todos los dientes asquerosos, sino la mayoría de los españoles.

    ResponderEliminar
  25. Anónimo20:43

    Yo soy informático y me ha gustado la historia. Se que es ficción y no me lo voy a tomar como otra cosa.

    ResponderEliminar
  26. Anónimo22:14

    No me dedico a criticar loslibros que leo, pero esta vez debohacerlo, jeje.
    Fortaleza digital, grandioso código que resulta ser un virus, para luego transformarse en un gusano que ni siquiera se comporta como tal.

    Por poner un ejemplo, el gusano sería una especie de parasito informatico que abre un bug (Agujero) que puede ser, o no una puerta trasera (Back door orifice), justo lo que la NSA quiere hacer...

    Bien, creo que alguien me corregirá y tratará de inepto por lo anteriormente escrito, pero bueno, por una vez que me doy de listo... XDDD

    A lo que iba, no creo que las críticas a Brown merezcan tanto boom, al fin y al cabo, si no quereis darle publicidad, no las hagais. Un novelista, aprovecha ficcion, realidad historia y mezcla todo, de ahi los errores, que tal vez son puestos a posta para que con las críticas le esteis haciendo marketing (yo haría lo mismo).

    Lo mejor es lo de sin cera, que no viene de las estatuas, sino del teatro (griego creo) donde usaban mascarasde cera, de ahí que sin cera venga de sin máscara, y una cara sin mascara es una cara real, una imagen sincera, sin adulterar.

    Disculpada los fallos tipográficos, gramaticales y ortográficos pero mi teclado es una mierda y tengoprisa.

    ResponderEliminar
  27. Esperanza1:13

    Enhorabuena Yamato por la crítica. Me gusta mucho cómo la has escrito e incluso me he echado unas risas.

    Sólo tengo que decir que cometí el grave error de leerme El Código Da Vinci (¡vaya libro malo!) y espero no volver a leer nada más de este señor. Pero sí que le he echado un vistazo a algunas páginas del libro en cuestión y me parece vergonzoso cómo trata a Sevilla (y a España en general). Creo que todos los españoles nos merecemos una disculpa.

    ResponderEliminar
  28. Anónimo22:11

    Holas!!! bueno, lo k kiero decir esk la critica es bastante dura... yo me lo lei, y no taba mal, aunke tienes razon en esos graves errores, y si te digo la verdad, al leermelo pense muxas cosas parecidas a lo k tu dijiste, pero aun asi, lo que me gusto del libro es que dan brown consigue poner a los personajes al borde del peligro y sacarlos del apuro d 1 forma ingeniosa, y tambien k consigue relatarlo todo d 1 manera k engancha... eso si, lo k no me hizo ninguna puta gracia es komo pone a sevilla y a toda spaña, xke la verdad eske la deja x los suelos y solo dice lo peor, aparte de k son trolas... bueno, en conclusion, el libro sta bien, pero
    tiene algunos errores monumentales. gracias por leerlo, y espero k no te lo tomes a mal, no lo digo por llevart la contraria sino para k contemples otros puntos de vista ¡¡adios!!

    ResponderEliminar
  29. En primer lugar debo felicitar a Yamato por su inteligente crítica. También debo decir que no me he leído el libro; pero el año pasado me regalaron "El Código Davinci" y aunque agradezco las intenciones de la persona, creo que no pudo elegir peor. Incluso "El Marca " hubiera tenido más sentido literario.
    No pretendo hacer una devastadora crítica de Dan Browm y su forma de escribir, sino que, desde mi experiencia no me quedan ganas de comprar nada que lleve su nombre.
    El caso es que cuando me regalaron el libro, había mucha euforía hacia lo magnífico del mismo, y yo como una lectora cualquiera, pensé que sería de los libros que te marcan y esos que recomiendas constantemente a todo aquél que lo menciona; pero fue una decepción. No pude leer más que los cuatro primeros capítulos, y eso que empecé tres veces el libro, me era imposible. Me dormía del aburrimiento, fuera la hora que fuera.
    Siempre he creído que todos los libros, o la mayoría tienen algo de gancho o el más mínimo interés; hasta que conocí "El Código" que para mi, sólo acarrea miles de bostezos.
    Tengo amigos que lo han leído y no dan mala crítica. Siempre les pregunto cómo han conseguido leerlo, que alguien me lo explique, xq yo soy incapaz.
    En fin, felicidades de nuevo por la crítica y si después de esto alguien tiene ganas de leer "El Código", le admiro profundamente...

    perdonadme los fallos, pero tengo prisa.

    ResponderEliminar
  30. Anónimo12:56

    ozu,yo fui er guia de Don brau aqui en Sevilla.To´lo que decis de el es verdad, y que sepais que aprovecho su estancia en españa, para hacerse una ampliacion de celebro, en corporacon dermoestetica, a y un balanqueamiento de dientes.

    ResponderEliminar
  31. Anónimo17:07

    Cierto, Dan Brown no ha estado en su puta vida en Sevilla, y mucho menos a subido a la Giralda. ¿Es que nadie se ha dado cuenta de que en la Guiralda no hay escaleras hasta el último tramo sino una rampa que Dan Brown desconoce por completo?

    ResponderEliminar
  32. Anónimo1:38

    acabo de terminar de leer el libro...y la critica...como es posible que aguien gaste tanto tiempo criticando un libro que a su punto de vista es basura???
    Me pregunto si...hipoteticamente el libro es una basura...porque se vende tanto???
    Me parece que eres un pobre español resentido y patético...lloriqueando en un uan pagina por míseros errores que ha cometido un excelente autor como es Dan Brown...ademas es una novela! acaso no sabes para que sirven las novelas??? sirven para entretener al lector!!! que especie de obcesivo patetico eres que te pasas la vida criticando algo tan magnifico como lo es este libro y todas las creaciones de Brown?
    es triste saber saber que existen personas tan pateticas y pequeñas de mente como lo eres tu.
    lo que el autor lo escriba en un libro no es lo que el piensa,idiota,no se si has leido mas libro o solo te has dedicado la vida a criticarlos, pero es mundialmente sabido que lo que se escribe en los libros NO MUESTRA EL PUNTO DE VISTA REAL DEL AUTOR. por favor si vas a criticar hazlo bien, no exponiendo puras idiotezes como en las que te basas...
    ME DESPIDO PEQUEÑO IDIOTA RESENTIDO!
    AIOZ**

    ResponderEliminar
  33. Anónimo21:46

    Al contrario ke lo de decis muxos, el libro es muy bueno, emplea una manera de escribir ke , al terminar una pagina, te obliga a empezar a leer la siguiente. Por ello el ke a escrito estas criticas es un completo ignorante hijo de puta, por otra parte las criticas a España de Dan me parecen ke aki él es el completo hijo de puta.
    Gracias

    ResponderEliminar
  34. Anónimo2:08

    a tomar por culo con todas vuestras criticas, me he leidos todos los libros y son todos una puta pasada. sobretodo angeles y demonios, y respecto a España...aunque se pase con el tema de la sanidad en esa epoca era lo que eramos, una puta basura sin tecnologia, flipabamos con el mando de la TV en aquellos años.

    Somos un pais totalmente atrasado culap de Franco claro esta, y es lo que se ve, putas, drogas, polis corruptos , politicos peores que los polis, un asco de pais cuando llega la temporada de verano todos nos ponemos a cuatro patas y que nos follen los extranjeros, tenemos lo que hemos sembrado atajo de gilipollas. Sevilla? Andalucia? todos los putos vagos de españa metidos en el mismo lado, cuanto menos se trabaje mejor pero que no nos kiten las subvenciones que sino toca mover el culo. asco de lugar asco de comunidad. asco como se esta dejando el Pais. VIVA ESPAÑA

    ResponderEliminar
  35. Anónimo14:44

    hola yamato:
    La verdad no entiendo mucho de literatura, pero si de computadoras...
    y tu comentario

    " y a nadie se le ocurre tirar el cable y sacrificar esas conexiones que sí, eran muy importantes, pero que unas páginas atrás eran sacrificables. En fin..."

    Bueno si es verdad todo lo ke dices de brown, kreo ke estas cayendo en su mismo error, hablar de algo sin saber...
    sabes lo que ocurre en una base de datos si solo kitas el cable???
    kreo ke no tienes ni la menor idea para poner un comentario como ese!!!

    yo no se si el libro es bueno o malo, pero lo ke dices de "tirar el cable", esta malisimo

    ResponderEliminar
  36. Anónimo1:45

    hola, bueno solo quería decir q la crítica d yamato estuvo muy buena y q estoy d acuerdo. Una vez me preguntaron q cual d los libros de Brown me habia gustado mas, (y sq cometi la estupidez d comprarlos todos por l boom q habia por lo dl Código), a lo cual no pude responder, he estado preguntandome porque y solo encuentro una explicación, todos son tan malos q simplemente no pude contestar, jajaja, bueno adios.

    ResponderEliminar
  37. si es tan malo porque no resuelves el último codigo?? Pues a mi el libro me ha gustado bastante. Pero si me puedes recomendar cualquiera mejor, estaré encantada de leerlo.
    Ah! el codigo es 128-10-93-85-10-128-98-112-6-6-25-126-39-1-68-78

    supongo que no lo tendrás porque habrás tirado el libro a la basura.

    Un saludo
    Ana.

    ResponderEliminar
  38. Ay, Ana. Sobre si te puedo recomendar "cualquiera mejor", pues sí, prácticamente cualquiera es mejor ;-)

    En cuanto a lo del código, no me extraña que hayas tenido dificultades para solucionarlo, porque por lo visto los traductores no se han tomado la molestia de adaptarlo a la versión española (al menos en la edición que yo he visto).

    En la edición en lengua inglesa la solución es bastante sencilla. Cada número representa un capítulo, y se trata de escoger la primera letra de cada capítulo. Por ejemplo, el 128 empieza diciendo "When Susan awoke, the sun..." así que tomaremos la W. El capítulo 10 empieza con "'Ensei Tankado is dead?'", de modo que tomaremos la E. Y así sucesivamente.

    El resultado es la sucesión WECGEWHYAAIORTNU, que no parece tener mucho sentido salvo que la dispongamos en el "Cuadrado de César" que menciona la novela. Entonces tendremos

    W E C G
    E W H Y
    A A I O
    R T N U

    Que leído de arriba abajo dice "We are watching you".

    Cosa que por cierto tampoco es cierta X-DDDD

    Por último, en cuanto a lo de tirar el libro a la basura, yo jamás lo hago. De cualquier libro se puede extraer una valiosa lección.

    En este caso, la lección es cómo no escribir una novela ;-)

    ResponderEliminar
  39. Anónimo3:26

    se te olvidó comentar sobre Agencias americanas ultra secretas enviando civiles a misiones ultrasecretas ¡Por favor!!

    ResponderEliminar
  40. otro lector22:36

    solo un par de comentarios mas: en cuanto a si bastaria con desconectar el cable de red para evitar que accedan a la BD los mal llamados 'hackers', y que alguien comento apenas que no bastaria con eso y que la critica esta mal hecha, yo tambien se un poco del tema, y la verdad no le veo mayor complicacion a desconectar el cable de red. Si, seguro causas problemas, pero si era tan importante evitar que los mal llamados 'hackers' entraran a ver la informacion, esa era, segun mi punto de vista, la solucion mas logica.
    En cuanto a lo del silicio y el titanio, quien dijo esto mas arriba olvido el detalle de que, se supone claro esta, Transltr esta forrado en titanio, pero obviamente el silicio es el componente de los chips de la supercomputadora, en otras palabras no hay contradiccion en ese punto.
    Sin embargo en el resto del libro, si que la hay... por principio de cuentas ¿de donde saco el autor del libro el (segun el) famoso Principio de Bergofsky?

    ResponderEliminar
  41. Anónimo22:09

    Dan Brown es lo maximo!!!

    ResponderEliminar
  42. Anónimo6:31

    estoy totalmente de acuerdo contigo yamato, dan brown es un sopenco, Ademas se te olvido decir que en una parte la tal susan dice que ojala y steve este viendo las mismas estrellas, pero a pesar de su alto coeficiente no se percata de que estan en dos usos horarios diferentes(aunque tampoco dan lo supo) asi que como se ven las estrellas al mismo tiempo? si en el otro lugar ya esta amaneciendo

    ResponderEliminar
  43. david d4:29

    Es muy buen libro, lastima de todos los ERRORES que tiene, de hecho hay uno muy GRANDE que menciona en la pagina 351 que Hulohot es SORDO, que es su unico defecto, y tres o cuatro capitulos adelante, en la pagina 359 dice que Hulohot OYÓ el impacto de David. QUE PASA CON ESTOS ERRORES TAN INFANTILES, Dan Brown tiene gran potencial para cometer cosas asi.

    ResponderEliminar
  44. Anónimo3:29

    creo que la novela,independientemente de los errores que tenga, te entretiene y es algo que no todos los escritores pueden hacer, que el lector disfrute por completo su obra. haci que es la cualidad que posee dan brown

    ResponderEliminar
  45. Me parece que son criticas muy fuertes para este libro...Ok hay cosas que realmente son fantasticas y puede tener muchos errores. Sin embargo muchas de las técnologias nombradas en esa obra son ciertas, o tienen un fundamento justificado. Como dijo una de las persona que comento aca, fue la primera obra de Dan Brawn, asi que, toda primera vez tiene errores, que algunos sean enoooormes, no quita, porque la gran mayoria de los autores en su primera obra comenten errores. Asi que no entiendo porque acusaciones tan fuertes, como el anonimo que nombro "la tal susan dice que ojala y steve este viendo las mismas estrellas, pero a pesar de su alto coeficiente no se percata de que estan en dos usos horarios diferentes"... Amigo eso no deberia tomarse como un error, es un simple sentimiento de anhelo, ademas se sobre entiende que simplemente es un pensamiento,o ¿acaso en el libro dice que steven veia las mismas estrellas? Ahora bien el libro en general no es malo, es bastante entretenido en realidad, solo que bueno es como todo, el primer paso de Brown en el mundo de la literatura, que teniendo todo lo que tiene, fue suficientemente bueno como impulsarlo a seguir escribiendo y hacer sus obras pródigas como lo es el código Da Vinci, angeles y demonios (que tanta polemica causarón)y la conspiracion.
    Sin mas que agregar me despido ^^

    ResponderEliminar
  46. Anónimo3:25

    TE apoyo totalmente es realmente mala, tengo 15 años y me pregunte por que me gustaban mas la literatura fantastica que libros escritos por reconocidas perosnas, mejor espero a crecer un poco mas para aventurarme en estos...

    y si la fortaleza digital es realmente mala, solo pude hasta la mitad y eso forzando a mi cerebro de que debia terminarlo, al menos para no dejarlo inconcluso...y los personajes son tan...mejor me guardo mis palabras

    nunca he ido a sevilla pero si asi fuera no estaria entusiasmada en visitarla...afortunadamnet no es igual acomo la describen en el libro...asi que algun dia ire...

    exelente critica...

    ResponderEliminar
  47. Anónimo19:07

    Soy de los que cree que cada libro cumple un papel importante. Algunos se dedican a una área específica como la cartografía o la informática y en ellos, aprendemos herramientas necesarias para entender un poco más sobre estas dos "ciencias", pero con respectos a los bestseller son obras creadas con el mero propósito de entretener y dejarle unos buenos pesos a las casas editoras y al autor, por supuesto.
    No es que si en un libro dos dicen que la tierra es de queso cheddar tengamos que creerlo a ciegas y no externar nuestro juicio de valores, pero sí asumir que estamos ante un libro "fantasioso" con mucha ficción. Qué se le escapan cosas elementales? A todos nos pasa. y, partiendo de que fue su primer libro, publicado en 1996, muchísimo antes que "El Código" (2003), "Ángeles y demonios" (2000) o "La conspiración" (2001), no es algo que debemos satanizar.

    Roger Reynoso

    ResponderEliminar
  48. Realmente es indignante ver còmo este señor se encarama al mundo de la literatura y sin piedad por el lector, pero, tampoco los editores se preocupan demasiado, nos encontramos en la disyuntiva de leerlo o no. No hay dudas que si este señor escribiera en sud amèrica o amèrica central no lo conocerìa nadie. Es un maravilloso ejemplo de los que pueden hacer con el "marketing". Recomiendo una escritora y un libro: ella Gioconda Belli, su libro: Waslala, una joyita. Cariños. Laura

    ResponderEliminar
  49. PªTºGºMª0:08

    Patético!
    El ordenador transltr sólo descifraba códigos y luego los mandaba a la base de datos (y después se podía fundir tranquilo), donde otros ordenadores (servidores de BD) los guardan y sirven. Suelen ser clusters (mogollón de ellos) montados en racks con múltiples accesos a la red (SAN), alimentados por sistemas de alimentación ininterrumpida (SAIS) tanto los clusters como los SAN, amen de los generadores autónomos de emergencia. No es tan fácil como desenchufar la tostadora.
    Los firewall, si son específicos, actuan cada uno en su parcela, o sea, si cae el firewall que controla los accesos FTP, no pasa el control al siguiente, sino que los malvados hackers se cuelan directamente por ahí.
    Los hackers no son tiburones al acecho de una debilidad del sistema sino gente que burla el control de acceso del sistema para luego comunicarla (y colgarse la medallita). Suelen ser en su mayoría analistas de seguridad y cobran por ello.
    Los que intentan reventar los sistemas tienen otros nombres (cracker, phreacker...)
    Por otro lado, los sistemas actuales de desencriptado usan el procesamiento paralelo de microprocesadores de núcleos múltiples que usan las tarjetas gráficas (GPU), por ejemplo la Nvidia 380GTX, con 380 núcleos de proceso, la montas en SLI (tandem) con otra en un equipo con un Intel I7 de 8 núcleos y pones 10 de estos en cluster y te dan una capacidad de prodeso paralelo de unos 60.000 núcleos de proceso por poco más de 5.000€, o sea, que para tener una potencia similar a la del transltr famoso monto 50 granjas de 10 cluster cada una por 250.000€ y con la pasta que me ahorro contrato a un tipo como el portugués para que le aplique un correctivo al imbecil cabeza rapada que ha dicho que los andaluces somos unos vagos (al que le estoy rastreando la IP para localizarlo) JAJAJA y eso en la España subdesarrollada esta.
    Esto no me lo he inventado sino que he leido un poco y me he documentado, cosa que debería hacer el gilipollas de Dan Brown antes de enarbolar su pluma contra los españoles.
    Os cuento otra novela. Si te disparan en un pulmón en Andalucía, tanto en el Virgen del Rocío de Sevilla como en el Reina Sofía de Córdoba, si no te pueden arreglar el pulmón, te lo cambian por uno nuevo ya que tenemos los mejores especialistas de transplantes (multidisciplinares) y estamos a la cabeza de Europa en número y éxito de operaciones en este campo.
    La guardia civil no se dedica a llevar a turistas malheridos en una Sanglas, ya que hace siglos que tienen otros vehículos y otros menesteres (lucha antiterrorista, lucha contra el narcotráfico, control de tráfico, control aduanero, grupos especiales de montaña, etc...).
    En definitiva, este cuentacuentos es patético pero de lectura fácil, y la facilidad de lectura de este tipo de obras es inversamente proporcional al CI del lector, por eso le ha gustado tanto al soplagaitas nazi de antes.
    Y antes de despedirme, por favor, usad todas las teclas del teclado que no estáis escribiendo con el móvil y facilitáis más la lectura a las mentes simples.

    ResponderEliminar
  50. PªTºGºMª0:17

    Y se me olvidaba una última cosa:
    En España, por la tan llevada y traida sanidad universal, nadie se queda tirado en la calle desangrándose, mientras en los avanzadísimos EEUU, si no tienes una póliza médica o dinero para pagar el hospital, te echan directamente a la calle con tu pulmón perforado en la mano para que te lo zurzan.
    ¡Pues no puedo imaginarme donde puede ser peor que te perforen un pulmón!

    ResponderEliminar
  51. todos los que leen mis libros son unos bastardos ignorantes...

    suerte que hay muchos en este mundo...

    aunque los critiquen mil veces

    ResponderEliminar
  52. Paul3:18

    Buenísima crítica, aunque habría merecido la pena mencionar esas terribles escaleras empinadas (¡y vacías!) de la Giralda, ya que juegan un papel clave en la trama, (claro, ¿quién se mata tropezando en una rampa?)

    Sin embargo tengo que confesar que a pesar de reírme constantemente de la prosa y las tonterías de Brown, el libro me enganchó hasta el final (sí, absurdo y previsible), igual que lo hacen las películas de Steven Seagal, por ejemplo.

    Lo triste es que mucha gente cree que los libros de Brown son el resultado de una cuidadosa investigación, como si fueran la Enciclopedia Britannica o algo por el estilo.

    ResponderEliminar
  53. este libro a lo menos lo he leído 3 veces, es muy bueno me gustaría q lo llevaran a la pantalla grande dirigida por nolan, scorsese o peter jackson

    ResponderEliminar
  54. rosario martin muñoz4:12

    Tras leer todos los comentarios , no quiero caer en repetir las criticas , que hacen la mayoria ,tengo que decir ,que quede indignada con las descripciones que hace de Sevilla , su gente, su tesoro cultural , su aeropuerto etc y ante todo y siendo que esta novela la escribio , a principio de los años 90,yo como profesional de la sanidad, me siento especialmente ofendida, cuando habla de la capacidad de los medicos y sanitarios españole , parece que desconoce que por esos años ,sus compatriotas venian a España con mentiras y artimañas para ser operados de corazon ,pues en su pais , donde no tienen una sanidad publica valida ,les sali carisima y con mucho menos se venian un mes aqui , forzando el corazon ,conseguian ser ingresados de urgencia y operado totalmente gratis,si alguien duda de esta afirmacion , se filmo incluso una pelicula con este tema.....porque seguimos comprando novelas de artistas sobre todo norte americanos ,los cuales con un despliegue de medios publicitarios nos hacen creer, que los foilletines que escriben ,son exitos inigulables, pero realmente como ya dijeron antes solo sirven para calzar la pata de un mueble, mala calidad literaria,pesimo y pobre vocabulaqrio , errores imperdonables en la descripcion de los munumentos arquitectonicos ....para que seguir ,quereis de verdad leer algo interesante, nuevo , con riqueza de vocabulario,dialogos que te hacen pensar,enfin calidad....escrito por una española ,pero que al no tener detras el marqueting que tienen ,estos escritores ,pasara quiza sin pena ni gloria,siendo que es una gran novela, la podeis encontrar en amazon y tambien solicitandola en el corte ingles , la edita una pequeña editorial Valenciana Ole Libros y a mi me la recomendo una amiga, CUANDO REZAN LOS OLIVOS MUTUS 96 escrita por marisa monleon irisarri,yo disfrute como hacia tiempo que no lo hacia,buenas noches

    ResponderEliminar
  55. Guau, veo que te la liaron parda con el temita. Qué divertido xD

    En fin, pese a que esta entrada es muy vieja, te he enlazado en mi crítica de la novela, por si sigues vivo en internet y te interesa saberlo.

    http://lasmalashierbasnuncamueren.blogspot.com/2015/10/la-fortaleza-digital-de-dan-brown.html


    Con mucho amorr,

    O.

    ResponderEliminar