14 de noviembre de 2010

Por la libertad de expresión en Inglaterra. Y en el resto del mundo.

Por Simon L. Singh.

Esta semana se cumple el primer aniversario del informe Free Speech is Not For Sale, que puso de relieve la naturaleza opresiva de la Ley inglesa sobre el libelo. En pocas palabras, la Ley es extremadamente hostil hacia los escritores, mientras que resulta irracionalmente complaciente hacia las corporaciones e individuos poderosos que desean silenciar a sus críticos.

La Ley inglesa sobre el libelo es particularmente peligrosa para los autores de bitácoras, que generalmente no cuentan con el respaldo de empresas editoriales, y que pueden acabar siendo demandados en Londres independientemente de dónde haya sido publicada su entrada. Internet permite a los blogueros alcanzar una audiencia mundial, pero también permite que los Tribunales de Londres tengan un alcance mundial.

Pueden leer más acerca de la peculiar y enormemente injusta naturaleza de la Ley inglesa sobre el libelo en la página web de la Libel Reform Campaign. Como podrán comprobar, esta campaña no pretende la derogación de la ley, sino una reforma que la haga más justa y que permita que los escritores tengan una posibilidad razonable de expresar su opinión y defenderla.

La buena noticia es que el Gobierno británico se ha comprometido a elaborar un borrador de reforma de la Ley, pero es esencial que los autores de bitácoras y sus lectores envíen una señal clara a los políticos para que cumplan esta promesa. Pueden hacerlo uniéndose a mí y a las más de cincuenta mil personas que también han firmado la petición en http://www.libelreform.org/sign.

Recuerden que pueden firmar la petición sea cual sea su nacionalidad o el lugar en el que viva. De hecho, la presencia de firmantes de otros países recuerda a los políticos británicos que esta Ley está desfasada con respecto a las del resto del mundo libre.

Si ya ha firmado la petición, anime a sus amigos, familiares y colegas para que también lo hagan. Más aún, si tiene una bitácora puede unirse a centenares de otros blogueros publicando esta entrada en su página. Existe una posibilidad real de que los autores de bitácoras puedan ayudar a cambiar la Ley sobre libelo más censora de todo el mundo democráctico.

Debemos alzar la voz para defender la libertad de expresión. Por favor, firmen la petición para la reforma de la Ley inglesa sobre el libelo en http://www.libelreform.org/sign.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada