3 de mayo de 2011

El remedio homeopático de la semana (XII): Osama bin Laden

Era inevitable que, entre los muchos chistes que circulan sobre la muerte de Osama bin Laden, surgiera alguno relacionando su "entierro" en el mar con la homeopatía. Esta es la última versión que he leído:


Tiene su lógica. Si, supuestamente, la homeopatía cura lo similar disolviendo lo similar hasta extremos inverosímiles, la disolución del cadáver de bin Laden en el agua del océano deberá convertirla en un poderoso remedio contra el terrorismo y la intolerancia religiosa, ¿no?

Pues quizá no. Vamos a hacer unos cuantos números (facilitos, no se asusten).

Según EE.UU., el cadáver fue arrojado al Océano Índico. Océano que, según Wikipedia, contiene nada menos que 292.131.000 Km3 de agua. Como en la homeopatía, a pesar de todo ese rollo que cuentan a veces sobre estructuras nanomoleculares o efectos cuánticos, lo de la precisión es opcional, podemos redondearlo a 300.000.000 Km3, que son algo así como 300.000.000.000.000.000.000 (o 300x1018) litros. Que pesan otros tantos kilos.

No sé cuánto pesaba bin Laden, pero teniendo en cuenta que era bajito y escuchimizado, parece razonable pensar que no llegaría a los 65 kilos. De modo que, si hacemos la correspondiente división, tenemos que un bin Laden disuelto en el Océano Índico daría una "potencia" (en el sentido homeopático del término) de poco más de 18D o 9CH, como prefieran.

¿Sería suficiente? Probablemente no. Citando de aquí,

como regla general, las enfermedades crónicas (es decir, aquellas que hemos tenido durante mucho tiempo) deben ser tratados con un elevado número, es decir 30C – 200C y las agudas (es decir, aquellas que son relativamente nuevas), con números bajos, es decir, 6C.

De modo que el bin Laden 9CH serviría como mucho para, ejem, "curar" a los terroristas ocasionales, pero no a los crónicos. Para estos hace falta mucha más potencia.

Claro que el Océano Índico no está aislado del resto de los mares del mundo, y las corrientes oceánicas se encargarían de repartir la mezcla por todo el planeta, ¿verdad? Vamos a ver a dónde nos llevaría eso.

También según la Wikipedia, el volumen total de las aguas oceánicas de la Tierra asciende a 1.300.000.000 Km3, es decir, 1.300.000.000.000.000.000.000 (o 130x1019) litros. Así que como mucho pasaríamos de 18 a 19D, una dilución a todas luces insuficiente.

Así que, poniéndonos serios, ¿qué necesitaríamos para conseguir una dilución de bin Laden a la "potencia" de 30C o más?

Según algunas estimaciones, la masa total del Universo ronda los 3,14x1054 Kg. De modo que para tener una dilución de bin Laden realmente eficaz contra el terrorismo (eficaz desde el punto de vista homeopático, ya me entienden) no tendríamos más que agarrar algo más de la mitad del Universo, transformar toda su masa en agua, y disolver en ella el cadáver. Unas cuantas sucusiones y asunto arreglado.

Así que ya ven: desde un punto de vista racional es bastante discutible que la muerte de bin Laden vaya a solucionar el problema del terrorismo islámico. Pero desde el punto de vista homeopático, nada de nada. Mala suerte.


P.S.: He corregido los datos numéricos de la entrada gracias al aviso de @Telonnius. El resultado final no varía, pero lo correcto es lo correcto ;-)

6 comentarios:

  1. Glorioso xD Humor, escepticismo, números y todo con un acabado sorprendente.

    ResponderEliminar
  2. Por lo que he leído OBL era un poco más alto que la media, digamos no menos que 1,85 m, y de contextura delgada, así que quizás estaba en los 85/90 kg, esto es al menos 20Kg más que lo estimado.

    ¡Ah! y la dilución hay que hacerla "en cascada", diluyendo una porción de la primera dilución y de esta a su vez tomar una parte y así, ...lo sabes, lo se.

    Si bien está todo inter-conectado quizás tomando ya una parte [un balde, más o menos] del Índico y diluyéndolo en el Pacífico lleguemos antes a la potencia necesaria [sin tener que molestarse con andar usando medio universo]

    Aparte de esos detalles simpático el post.

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo buenísimo!

    ResponderEliminar
  4. Estupendo. A partir de ahora, baños de mar contra el terrorismo (leve)

    ResponderEliminar
  5. Dicen por aquí que los soldados gringos oraron a Alá, antes de tirar el cuerpo de Osama al mar.

    Ala uno, Ala dos, y Ala Tres

    ResponderEliminar
  6. ¿Y si disolvemos un homeópata conseguiremos un remedio contra la pseudociencia, charlatanería y caradurismo?

    ResponderEliminar