19 de julio de 2010

Investiguemos la homeopatía: las células cancerosas

Supongo que ya conozcerán el cómic que Darryl Cunningham ha dedicado a la homeopatía, pero en el caso de que no sea así vayan ahora mismo a Per Ardua ad Astra y léanlo allí.


El cómic ha tenido, por supuesto, bastante repercusión, y ha generado el habitual río de comentarios a favor de la homeopatía. La mayoría, la verdad, muy poco originales. Pero en el blog de Mr Reivaj (y, por lo que leo, en varios sitios más) ha aparecido uno que merece algo más de atención. Dice así:


Un documento de referencia sobre la homeopatía y el cáncer ha aparecido en la edición de febrero del 2010 International Journal of Oncology (http://nmtc.net/search/international-journal-of-oncology-homeopathy]. [http://www.cancerdecisions.com/content/view/414/2/lang,english/] Científicos de la Universidad de Texas MD Anderson Cancer Center (MDA) [http://www.lib.utexas.edu/taro/utmda/00008/mda-00008.html], dirigida por Moshe Frenkel, MD, han confirmado la capacidad de cuatro medicamentos homeopáticos para inducir la apoptosis (muerte celular programada) en líneas celulares de cáncer de mama en el laboratorio. Los científicos en cuestión fueron del Programa de Medicina Integrativa, el Departamento de Patología Molecular, y el Departamento de melanoma de Oncología Médica de la MDA. Sus dos colaboradores de la India eran de la Fundación de investigación en homeopatía Banerji, Kolkata, India.
Si por lo menos una institución investigadora de cáncer, para muchos la más acretidata del mundo, se atreve a por lo menos invstigar la homeopatía, es por algo.
Los intereses químiofarmacéuticos son los interesados en denostar, incluso con calumnias y mentiras, a la homeopatía.


Dejemos de lado las habituales acusaciones a "los intereses quimiofarmacéuticos" (¿qué se creerá este tal "Andre" que son los grandes laboratorios homeopáticos, asociaciones benéficas?) y vamos al contenido. O sea, al rimbombante estudio sobre los potingues homeopáticos y sus efectos en células cancerosas.

Para lo cual no merece la pena que visiten los enlaces que pone el comentarista: el primero remite a una búsqueda (infructuosa) en el International Journal of Oncology, el tercero a la Biblioteca de la Universidad de Texas, el segundo a un artículo de Cancer Decisions, una web dedicada a promocionar toda clase de pseudoterapias como tratamientos frente al cáncer con la tranquilidad de saber que quienes piquen en ella no van a reclamarles nada, y si sus herederos lo hicieran siempre podrían echarle la culpa a los tratamientos médicos de verdad que hubiera seguido el paciente, como es costumbre en el gremio.

En vez de eso lo mejor es ir directamente a la fuente, es decir, al artículo original, titulado Cytotoxic effects of ultra-diluted remedies on breast cancer cells, al que pueden acceder en pdf aquí. De nada, "André".

Por lo demás, el resumen que hace "André" no está mal: según el estudio, en efecto, cuatro preparados homeopáticos (Carcinosin 30C -un "nosode"-, Phytolacca Decandra 200C -la llamada "espinaca de Indias"-, Conium Maculatum 3C -o sea, cicuta- y Thuja Occidentalis 30C) demostraron tener efectos tóxicos en dos cultivos de células cancerosas. Y lo que es más interesante aún: en la preparación de esos productos se empleó alcohol de 87º, alcohol que también se empleó como control; pues bien, según los autores los productos homeopáticos resultaron mucho más efectivos a la hora de cargarse a las células cancerosas que el control.

¿Cuánto más? Bueno, aquí es donde empezamos con los problemas. Como comentó en su blog la Dra. Rachie, el artículo carece de datos estadísticos, un grave fallo que impide comprobar el rigor de la metodología empleada. Y, como pueden comprobar al leer la entrada, no es la única omisión grave que encontró, ni mucho menos.

Pero claro, volvemos a lo de siempre: estas son críticas que hacemos los escépticos (aquí tienen otra, la del prestigioso blog Respectful Insolence), así que basta con lanzarnos un par de ad hominem para que los creyentes en la homeopatía supongan que nos han refutado. De modo que cedamos la palabra a alguien a quien, creo, reconocerán una cierta autoridad en la materia y en este caso concreto. Que dice así:


(...) I did not think it was a sound study (and) that would add to confusion.

The reason was that I was not convinced it was a sound study. I chemically analyzed the homeopathic medicines, using direct infusion MS, a technique 10 folds more sensitive then the published HPLC. My work was not included.
.
Outside of me not finding the argument for homeopathic scientifically plausible, I had one major concern with this study scientifically, if assuming I was completely wrong in not believing in homeopathy (keeping the most open mind possible, because I do not believe that water has memory, or if it does then I’m getting homeopathic doses of everything just by breathing in and drinking tap water, nor do I believe that likes-treating-likes makes any rational sense etc. etc.).
.
That concern was the alcohol content. It is common knowledge with cell based assays that even small amounts of ethanol (talking about smaller than 5%) dosed directly onto cells in culture has profound cytotoxic effects. So, since these medicines contained ethanol, I felt that unless they contained the same EXACT amount of ethanol (which they did not), the study was irrelevant. Some medicines were created with different percentages of ethanol and considering they were put in plastic tubes (a source of phthalate esters, a cytotoxic compound found in plastics), not made on the same day, and sent across an ocean, then small differences were inevitable.
.
The negative control was made after I requested a negative control to be made in the same manner, but all of the samples should have been made in the same manner, at the same time, with same amount of shaking between multiple dilutions. This is important because ethanol is a good solvent for phthalates and is volatile. Since large percentages of ethanol was used, a change of a couple of percentages could easily occurred during the many stages of preparation and during the cell studies..
.
Therefore, I believe this study demonstrated changes in alcohol percentages on cells rather than the efficacy of homeopathic medicine.

(...) Yo creía que no era un estudio sólido y que contribuiría a crear más confusión.

La razón es que no estaba convencida de que fuera un estudio sólido. Yo realicé el análisis químico de los medicamentos homeopáticos, empleando espectrometría de masas por infusión directa, un método diez veces más sensible que la cromatografía líquida de alta eficiencia que aparece en el artículo. Mi trabajo no se incluyó.

Además de no considerar científicamente plausible la defensa de la homeopatía, tenía un motivo concreto de preocupación acerca de este estudio, asumiendo que no estuviese totalmente equivocada al no creer en la homeopatía (manteniendo la mente lo más abierta posible, porque no creo que el agua tenga memoria, o que si la tuviera esté tomando dosis homeopáticas de todo simplemente por respirar o beber agua del grifo, ni creo que la idea de que lo similar cura a lo similar tenga ningún sentido racional, etc., etc.)

Mi preocupación era el contenido de alcohol. Es comúnmente conocido que en los ensayos con células incluso cantidades pequeñas de etanol (hablamos de cantidades menores del 5%) vertidas directamente sobre las células en cultivo tienen profundos efectos citotóxicos. De modo que, dado que las medicinas contenían etanol, yo pensaba que a no ser que contuvieran EXACTAMENTE la misma cantidad de etanol (y no la contenían) el estudio era irrelevante. Algunas medicinas fueron creadas con distintos porcentajes de etanol, y dado que fueron colocadas en tubos de plástico (una fuente de ésteres de ftalato, un compuesto citotóxico presente en los plásticos), no fueron hechas el mismo día, y tuvieron que cruzar el océano, era inevitable que hubiera pequeñas diferencias.

El control negativo se hizo después de que yo solicitara que se hiciera de la misma forma, pero todas las muestras deberían haberse realizado de la misma manera, al mismo tiempo, con la misma cantidad de sacudidas entre cada dilución. Esto es importante porque el etanol es un buen disolvente de los ftalatos y es volátil. Dado que se emplearon altos porcentajes de etanol, un cambio en un par de puntos porcentuales podría haberse producido fácilmente durante las muchas etapas de preparación y durante los estudios con células.

Por lo tanto, creo que este estudio demuestra (los efectos de) cambios en el porcentaje de alcohol sobre las células en lugar de la eficacia de la medicina homeopática.

Vamos, que según esta señora lo único que ha comprobado el estudio es que las células cancerosas se mueren en mayor o menor cantidad según les eches más o menos alcohol. Algo que, insisto, no lo dice un malvado escéptico cualquiera: los puntos suspensivos del principio de la cita dicen que

As an unintentioned co-author on this study, I feel obligated to respond, particularly since I asked to not be included because...

Como coautora inintencionada de este estudio me veo obligada a responder, especialmente dado que pedí no ser incluida porque... 

Y es que quien envió ese comentario al blog de la doctora Rachie era nada menos que Alison Pawlus, que aparece como quinta firmante del texto:


¿Qué, "Andre", la citarás también a ella? ;-)

9 comentarios:

  1. Joder! Y yo creia que con el aplastante artículo de The Lancet ya se iban a acabar todos los intentos de demostrar que el agua cura.

    ResponderEliminar
  2. Los enlaces del posteo en la página de Mr. Reijav parecen estar destinados a "dar lustre", supongo que quien los puso especula con que los crédulos y los ansiosos no darán click y muchos de los que sí lo hagan no leerán el contenido y les bastará con "caer" en la Universidad de Texas para dar por buena la información

    ¡Cierto que te la sabías!, muchas gracias

    Sucedaneo

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso artículo. Me apropio de su esencia y referencia para contestar al comentario aparecido en "Mr Reivaj"
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  4. Saludos... esto es patetico, me entere de esto en mi blog cuando este personaje "ANDRE", lo dejo cuando escribí lo de el IPN y homeopatia, solamente me di un brinco rapido y para variara no vi nada interesante, sin embargo no sabia de la entada de la Dr Rachie, (blog que debo seguir mas) pero por lo que vi hay MEDICOS que creen en esto.

    http://www.cancerdecisions.com/content/view/415/2/lang,english/

    checa nada mas lo que dicen un Ph.D...:

    <<..MD Anderson is ranked (by U.S. News) as America's number one cancer center and so it will be particularly interesting to see if the professional skeptics will try discredit this study with their usual sort of personal attacks. I hope that this outstanding paper will be a tipping point, wherein conventional science is finally forced to re-evaluate its rigid opposition to this puzzling but fascinating mode of treatment.>>

    lean el resto (ingles) vale la pena

    el ser Medico no te hace inmune a los fraudes o inmune a los idiotas o peor aun... el volverte pendejo, lo que puede llegar a ser muy peligroso pues te vuelves maton con licencia!

    muy buena entrada, Saludos

    Daniel

    ResponderEliminar
  5. Leido el trabajo de la doctora Rachie me gustaria hacer dos aclaraciones:

    1.-Se queja de que la cromatografia del solvente solo o con productos era igual y por lo tanto no hay nada que los diferencie que pudiera explicar su acción. ¿Hasta cuando habrá que repetirse que cuando se usan diluciones homeopàticas por encima de la doceava dilución no hay materia? La cromatografia muestra moleculas, no energia (que es lo que poseen los productos homeopáticos), por tanto es evidente que eran iguales, pero eso no invalida su capacidad para actuar.

    2.- Otro problema que menciona es el hecho que el solvente por si solo ya destruia celulas cancerigenas. Eso tampoco deberia invalidar el estudio. Si el control destruye un 30%, pero al añadir el producto homeopàtico ese porcentaje sube al, imaginemos, 55%, se está demostrando la actividad del producto. El problema seria si ambos productos (control y activo)matasen el mismo porcentaje de células. ¿Acaso los estudios "cientificos" se eliminan cuando el control produce efecto (tengase en cuenta efecto placebo)?

    En fin, que solo puedo daros la razón en la falta de datos estadísticos.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  6. Xalarcon, te equivocas. Fíjate:

    1.- El problema es que los autores del estudio podrían haber empleado otros sistemas más sensibles, que habrían permitido comprobar si los productos homeopáticos tenían más contenido de alcohol o ftalatos que el solvente usado como control. Y más grave aún es comprobar que, como dice Alison Pawlus (recuerda, coautora del estudio) sí que se emplearon esos métodos más sensibles, pero sus resultados no fueron publicados. ¿Por qué? Eso ya queda abierto a la especulación, pero...

    2.- Si el control destruye un 30% de células y el producto un 35% (porcentaje que, a la vista de los gráficos -y a falta de los datos concretos- parece más realista), pero no se comprueba si el producto contiene más alcohol que el control, no se está demostrando nada. Lo esencial de un estudio es eliminar todas las variables que puedan falsear el resultado, y en este caso no se hizo.

    O, peor aún, no se quiso hacer. Recuerda que Alison Pawlus realizó la espectrometría de masas, pero sus resultados no fueron publicados. Y recuerda igualmente que ella misma indica dos causas muy probables que podrían haber contribuido a la mayor citotoxicidad del solvente de los productos homeopáticos respecto al control: la manipulación para la preparación de los remedios y, sobre todo, el largo tiempo de almacenaje en frascos de plástico, con el consiguiente riesgo de aparición en el compuesto de ésteres de ftalato. Todo eso, ¿qué quieres que te diga?, huele muy mal. Con la ley de Hanlon en la mano quizá no estemos ante un fraude, sino una simple chapuza, pero en cualquier caso suficiente para que los resultados no sirvan absolutamente para nada.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  7. Si ciertamente el resultado en el beneficio del tratamiento se limita a un incremento del 5%, podemos afirmar que no hay diferencias. Ahora bien, me inclino más por la obción de "chapuza" por una sencilla razón:

    El error de base del estudio és intentar demostrar la acción de diluciones homeopáticas por encima de la 12ch usando tejidos. Si tenemos en cuenta que la homeopatia provoca una reacción en el individuo, no directamente en la enfermedad,ya que actuan por energética activando la capacidad del organismo para "autocurarse", es bastante incoherente utilizar tejidos. Sobre estos solo cabe esperar una reacción "química", pero no de reactividad global. Así pues, soy de la opinión que solo puede demostrarse la acción sobre tejidos si se usan diluciones infinitesimales por debajo del numero de Avogadro, para el resto, deben hacerse los estudios sobre individuos.

    ResponderEliminar
  8. "El error de base del estudio és intentar demostrar la acción de diluciones homeopáticas por encima de la 12ch usando tejidos. Si tenemos en cuenta que la homeopatia provoca una reacción en el individuo, no directamente en la enfermedad,ya que actuan por energética activando la capacidad del organismo para "autocurarse", es bastante incoherente utilizar tejidos."

    Buen punto, buen punto. No se me había ocurrido, pero (desde el punto de vista de la homeopatía, claro) tienes razón.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo8:00

    Pues no parece que la señora Allison sea una couatora no intencionada:

    http://www.researchgate.net/researcher/11196270_Alison_Pawlus

    ResponderEliminar