18 de mayo de 2010

Argumentando en dosis homeopáticas (III)

Lo reconozco: se nos pasó por alto. Ni cuando Alice Sheppard redactó su colección de "argumentos" homeopáticos ni cuando yo la traduje para mi blog nos dimos cuenta de que se nos escapaba uno de los más empleados. De hecho hoy mismo lo ha vuelto a emplear hoy, aquí, entre los comentarios de esta estupenda entrada de Mondo Medico.

Adaptándolo al formato de los que ya recogimos Alice y yo podríamos formularlo así:

ARGUMENTO MORTAL:

1.- La "alopatía" causa miles de muertos todos los años.
2.- Luego la homeopatía funciona.

Supongo que no se ofenderá nadie si digo que los que emplean este "argumento" son incapaces de darse cuenta de que es un disparate. Y digo que supongo que no se ofenderá nadie porque la alternativa sí que me parece más ofensiva: que se den cuenta y aun así lo empleen. Pero sea como sea, se trata de una falacia como la copa de un pino.

Para verlo más claro vamos a reformularlo. En realidad los homeópatas suelen usarlo más o menos así:

ARGUMENTO MORTAL
1.- La "alopatía" causa miles de muertos todos los años.
2.- La homeopatía no causa muertes (o muchas menos, en todo caso).
3.- La homeopatía es mucho más segura que la "alopatía".
4.- Luego la homeopatía es preferible a la "alopatía".
Para apoyarlo los homeópatas suelen esgrimir unas cuentas bastante abultadas. Por ejemplo, las que contiene el dibujito al que enlaza el comentario en Mondo Medico:


¿Qué es lo que falla en el razonamiento, entonces? Pues básicamente que se comparan dos realidades difícilmente comparables. Por ejemplo:

  • La homeopatía suele emplearse para dolencias menores, mientras que la medicina científica abarca toda clase de enfermedades, incluyendo las más graves. En el mismo saco se meten también los tratamientos quirúrgicos o los cuidados paliativos a enfermos terminales, que lógicamente pasan a engrosar las cifras de muertes atribuidas a la "alopatía".
  • Las cifras de utilización de la medicina científica y la homeopatía no son ni remotamente comparables. Aunque los homeópatas suelen hablar de cantidades pasmosas de usuarios, lo cierto es que sus propias cifras les desmienten: el número de médicos que prescriben homeopatía en España (según el sector, como cita Shora en los comentarios a la entrada de Mondo Medico) es de 9.000, que sobre 200.000 colegiados representa menos de un 0,5 %. Por otra parte, la homeopatía también supone un porcentaje ínfimo en la facturación de las farmacias (estoy detrás del dato exacto, pero en cualquier caso parece inferior al 1%), y ello a pesar de que los productos homeopáticos, digan lo que digan sus defensores, resultan mucho más caros que los verdaderos fármacos. Y a pesar de los millones y millones de usuarios que, siempre según los homeópatas, tiene la homeopatía en España, el porcentaje real según las fuentes más fiables también ronda el 1% (más sobre eso otro día).
  • Por otro lado, las cifras de mortalidad no son fiables. En el caso de las muertes supuestamente debidas a la medicina científica, aunque en cada caso se vienen dando unas u otras cifras, casi a voleo, en los pocos en que se citan referencias suelen estar gravemente tergiversadas, o aumentadas artificialmente. Por el contrario, las cifras sobre muertes atribuibles a la homeopatía son prácticamente inexistentes. En primer lugar porque, reconozcámoslo, son muy raras: salvo algunos casos debidos a productos contaminados o que contienen sustancias activas nocivas, lo normal es que los productos homeopáticos no contengan nada, ni beneficioso ni dañino, así que difícilmente pueden causar la muerte (sí, ya sé lo del chiste de atarse una piedra al cuello y tirarse al río, pero aparte de eso ahí tienen como ejemplo el resultado del placebocidio masivo del pasado enero). Los productos homeopáticos, por otra parte, suelen usarse muchas veces como complemento de un tratamiento real, así que en caso necesario los homeópatas ya tienen sus medicamentos "alopáticos" a los que cargarles el muerto (y nunca mejor dicho). Y en tercer lugar, la homeopatía, como suele ocurrir con las pseudoterapias, está blindada contra este tipo de cosas: en teoría "funciona" activando de alguna manera las capacidades autocurativas del paciente, de modo que si este se muere la culpa no puede ser nunca de la homeopatía, sino de un fallo en esas capacidades. 
Y, en fin, podríamos seguir comentando más razones, pero en el fondo da igual: con una sola basta para desacreditar el argumento. Y es que, por mucho que se empeñen sus partidarios, lo cierto es que la homeopatía no ha demostrado hasta la fecha de forma convincente que tenga efectividad alguna. Y aunque es cierto que un buen número de procedimientos médicos tienen una eficacia dudosa o incluso nula, también lo es que muchos otros, la gran mayoría, sí que han demostrado su eficacia y su utilidad. De modo que el "argumento" en cuestión tiene el mismo valor que, por ejemplo, este otro:


ARGUMENTO MORTAL
1.- Los accidentes de aviones de pasajeros causan miles de muertos todos los años.
2.- Agitar los brazos para volar no causa muertes (o muchas menos, en todo caso).
3.- Agitar los brazos para volar es mucho más seguro que viajar en avión.
4.- Luego agitar los brazos es preferible a volar en avión.

Argumento que desde aquí, y con todo el cariño del mundo, brindo a los homeópatas. No para que dejen de volar el avión (aunque la sustentación de las alas también se basa en la física "convencional" y hasta podríamos decir que "alopática", así que quizá deberían planteárselo por una cuestión de simple coherencia); simplemente para que reflexionen un poco. Que no hace daño, de verdad.

8 comentarios:

  1. Chapeau por el artículo, me ha encantado y me ha aportado una serie de datos interesantes que desconocía.
    Hay dos cosas que me causan hilaridad: que ningún homeópata me ha aportado hasta la fecha un estudio clínico serio, bien realizado, que demuestre que la homeopatía funciona y que todos se vacunan o vacunan a sus niños ¡con vacunas alopáticas! Anda, qué forma de dormir con el enemigo de modo sutil...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Si necesito volar, subo a un avión, solo un ...mmm, "convencido de la homeopatía" solo agitará sus brazos para llegar a su destino, un simpatizante de la homeopatía como tratamiento complementario a la alopatía, agitará sus brazos dentro de un avión, por que cree que así llegará mas rápido a su destino.

    En animales es muy difícil que se dé el efecto placebo o la autosugestión en forma directa, como también ha sido muy difícil ver resultados positivos y estudios realmente serios acerca de tratamientos exclusivamente homeopáticos. He sido una escéptica total acerca de estos tratamientos y he notado que para lo único que le ha servido a las mascotas es para que sus propietarios se tranquilicen y se les dediquen esperanzados con un poco mas de ahinco, de lo cual depende directamente la evolución de la mayoría de las dolencias (hablando de dormir con el enemigo, de ayudarle al placebo... mea culpa -yo solo les digo que agiten los brazos dentro del avion-).

    Las muertes no oficiales de la homeopatía se dan por omisión, por ausencia de efecto medicamentoso, que no es demandable mientras se cuente con el diagnóstico correcto y un libro en el que diga que lo que se mandó sirvió alguna vez para eso en algún caso, esas muertes no se cuentan para las estadísticas, ¡al fin y al cabo lo que lo mató fué la enfermedad que ya tenía!.

    Siempre he considerado a la homeopatía un muy elaborado método para vender placebos convincentes, y como la gente anda por ahí desesperada buscando en que creer, que le prometa poder dominar lo tangible con lo intangible.

    ResponderEliminar
  4. A mí siempre me ha gustado el que podría llamarse

    ARGUMENTO DE AUTORIDAD INVERSO ó ARGUMENTO HISTÓRICO II
    1) Los científicos dicen que la homeopatía es una estafa sin fundamento.
    2) Los «científicos» también decían que la Tierra era plana.
    3) Luego, la homeopatía funciona.

    Y, en otro orden de cosas, para tu lista de la vergüenza vi esto hoy en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Salamanca.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué bueno, esto es muy grande!!!

    Pido permiso para publicarlo y pasarlo a pdf en el blog "La Ciencia y sus Demonios". Por supuesto correctamente referenciado aquí y al blog original.

    Tampoco se publicaría completo (salvo el pdf) y el enlace os enviaría aquí :P

    ¿Puedo? De antemano gracias y espero su respuesta. Saludos!

    Fdo. Cnidus

    ResponderEliminar
  6. Por supuesto, me refiero a la lista de argumentos homeopáticos :o)

    ResponderEliminar
  7. Por supuesto, cnho. Avísanos cuando lo publiques ;-)

    ResponderEliminar
  8. Muchísimas gracias Yamato :oD

    Aquí está publicada, de nuevo gracias. Son unos argumentos endiabladamente buenos, jajaja XDDDD

    Saludos!

    Fdo. Cnidus

    ResponderEliminar