24 de junio de 2010

Global Talent, o cómo meter la tijera por donde no es

Talència recorta drásticamente el diario online Global Talent

  • La fundación pública, promotora del diario, y dependiente de Consellería de Innovació, Universitats i Empresa (Generalitat de Catalunya) anuncia recortes que pueden afectar a más del 80% de los trabajadores.
  • El diario online se lanzó hace nueve meses para cumplir con el compromiso 86 del Pacte Nacional de la Recerca i, cumplimiento que queda en entredicho.
Barcelona, 22/06/2010

La dirección de Talència anunció a principios de junio un drástico recorte en el diario online. La magnitud del recorte podría alcanzar el 80-90% de la inversión y de los recursos humanos actuales. Hasta hoy, la fundación no ha contestado a las reiteradas peticiones de los trabajadores de reunirse para aclarar la situación. Hoy, la dirección ha accedido a reunirse, fijando la fecha para el 30/06, es decir, el mismo día en el cual se fijó el plazo para acabar la reestructuración del diario. Tres trabajadores han recibido cartas de despido, mientras otros 15 no han recibido ninguna comunicación formal sobre las condiciones de su salida del proyecto. La situación es especialmente grave para los periodistas y cargos administrativos que recibían sus nóminas en calidad de trabajadores autónomos.

Talència es la fundación pública del Deparatamento de Innovación, Universidad y Empresa (DIUE) de la Generalitat de Catalunya. La fundación es el instrumento a través del cual la Generalitat lleva a cabo sus políticas de investigación y desarrollo. Global Talent es un programa de la fundación, con estructura de diario online de ciencia e innovación. El proyecto se lanzó hace nueve meses en cumplimiento del Pacte Nacional de la Recerca i la Innovació (PNRI), un acuerdo firmado por todos los partidos del parlamento catalán. El compromiso 86 del PNRI establece la creación de un portal catalán de referencia en la socialización de la ciencia. Global Talent se creó para responder a este compromiso: la situación actual deja en entredicho su efectivo cumplimiento.

La decisión de recortar drásticamente el proyecto fue anunciada a los trabajadores el 1 de junio, en una reunión con los responsables de la fundación. Se anunció la realización del recorte en un marco temporal comprendido entre una semana y un mes. Asimismo, se expresó la intención de integrarGlobal Talent dentro del otra iniciativa online de la fundación, Recerca en Acció. Tras preguntas de los trabajadores, los responsables admitieron que el personal con el cual contaban para el futuro no superaba los 2-3 empleados, frente al grupo de 18 periodistas y cargos administrativos que conformaban el proyecto hasta entonces. Un recorte de esta magnitud configura una prosecución puramente formal del proyecto.

Tras este encuentro, se han producido distintos despidos y comunicaciones informales personales, orales o por correo electrónico. Para ninguno de estos casos, la fundación ha previsto indemnizaciones. Esta situación es especialmente angustiosa ya que la mayoría de los trabajadores recibían sus nóminas en base a contratos por obra y servicios, contratos mercantiles o bien directamente por medio de facturas, como trabajadores autónomos.

CONTACTO : globaltalentfcri@gmail.com 
Esta comunicación está redactada por la asamblea de trabajadores de Global Talent.


Hace apenas una semana Global Talent publicaba un reportaje titulado Las dificultades para investigar en España que comenzaba con esta cita:

No podemos luchar por tener un sistema de investigación atractivo con trabas administrativas que dificultan la llegada de científico.

La frase se refería a las dificultades que encuentran los investigadores extranjeros para trabajar en nuestro país, y la pronunciaba Esther Alsina, gestora de Proyectos de Internacionalización de la Investigación y Apoyo al Investigador de Talència, la fundación pública catalana de fomento de la investigación. De lo que no habló Esther Alsina, y es una lástima, es de una dificultad aún mayor: el absoluto desinterés que las administraciones españolas muestran hacia la ciencia.

Global Talent nació con el objetivo de divulgar la ciencia para

hacer llegar a la sociedad catalana la trascendencia de la investigación y la innovación para el país y, al mismo tiempo, proyectar internacionalmente el sistema catalán de investigación e innovación.

Bueno, pues el objetivo se ha cumplido, y por partida doble: por un lado, en sus pocos meses de existencia Global Talent se ha ido consolidando como uno de los mejores medios de difusión de la ciencia no ya de Cataluña, sino de toda España, gracias al trabajo y la entrega de sus profesionales.

Y por otro, como habrán leído en el comunicado de la asamblea de trabajadores que he reproducido al principio, las instituciones públicas catalanas han demostrado también la trascendencia que otorgan a la investigación y la innovación. O sea, ninguna.

Tratándose de Cataluña resultaría muy fácil traer aquí a colación que sus autoridades autonómicas no se han caracterizado nunca por la moderación en el gasto. O que tienen muy claras cuáles son sus prioridades en cuanto al destino que deben dar al dinero público. Pero incluso desde una perspectiva puramente nacionalista debería resultar palmario que la apuesta por la ciencia, el progreso y la innovación tecnológica contribuye mucho más al bienestar de una sociedad que otras actuaciones bastante más discutibles, digo yo.

Pero claro, esa es mi opinión. Los responsables políticos pensarán, supongo, que puesto que ya cortaron la cintita de la inauguración el proyecto está más que amortizado. Porque lo de Global Talent no es una reestructuración o un cerrojazo más o menos encubierto: es una espantá en toda regla.

Estamos en crisis, los recortes de gastos son necesarios (o, mejor dicho, eran necesarios desde hace tiempo; ahora son perentorios) y es lógico que las administraciones procuren reducirlos en la medida de lo posible. Pero, como dijimos hace tiempo, la ciencia no necesita tijeras. La ciencia y la innovación tecnológica son el futuro de la economía y la sociedad, y cualquier recorte que se haga hoy en ellas repercutirá negativamente en el futuro de todos. Y la base, lo que hace posible la ciencia, es la divulgación científica. Sin medios que informen de una forma rigurosa y amena difícilmente habrá vocaciones científicas, difícilmente la sociedad percibirá la importancia que tiene para su desarrollo y su porvenir y le brindará el apoyo que necesita.

Decía un viejo chiste que una vez, cuando el gobierno elaboraba los presupuestos generales, se encontró con que no había dinero suficiente y tenía que escoger entre financiar la mejora de las prisiones o la construcción de nuevos colegios. Y entonces uno de los ministros levantó la mano y dijo "Bueno, digo yo que como a la escuela ya no vamos a ir ninguno de nosotros..."

El dinero que pierde la televisión pública catalana en un solo día bastaría para financiar sobradamente a Global Talent durante dos o tres años. Pero la tele son los circenses de hoy, mientras que la divulgación científica es el pan de mañana. La elección, para un político, es obvia.

Y el perjuicio para todos también.


Más información en Cerebros no lavados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada